NOTICIAS
19/10/2016

Álex Márquez está decidido a volver con fuerza

El piloto de Cervera ya suspira por subirse de nuevo a la moto después de terminar el Gran Premio de Japón con una caída cuando estaba atacando para terminar entre los seis primeros.

El español tiene buenos recuerdos de Phillip Island después de haber terminado segundo por detrás de Jack Miller en una épica batalla en Moto3 en 2014, y además, una de las tres veces que el año pasado terminó entre los seis primeros en Moto2, fue precisamente en Australia.

Los pilotos de las tres categorías del Campeonato del Mundo adoran el circuito de Phillip Island por su trazado, rápido, fluido y muy técnico. Y su ubicación, justo al borde del Estrecho de Bass, hace que sea uno de los lugares más bonitos de los 18 que forman el calendario.

Su proximidad a la costa también hace que el viento cambie con facilidad las condiciones climatológicas, con lluvia, fuertes rachas de viento y bajas temperaturas como denominador común.

Álex Márquez:Ahora mismo estoy muy motivado por ir a Australia y esto demuestra que la caída de Japón fue solo un lapsus. Sé por qué me caí y podemos aprender de esa experiencia para no volver a repetir el mismo error en el futuro. También me da confianza el hecho de saber que me caí en Japón cuando estaba apretando fuerte para entrar entre los seis primeros, y Phillip Island, es un circuito que me encanta. He hecho buenas carreras en Moto3 allí, y el año pasado en Moto2 no fue nada mal, así que llego con la motivación al 100% y dispuesto a lograr un buen resultado. Phillip Island es un circuito que se adapta a mi estilo de pilotaje y no puedo esperar más tiempo para salir a pista. Cuenta con muchas curvas rápidas donde tienes que ser valiente y ese es mi punto fuerte. Habitualmente la gente piensa que las curvas lentas son más fáciles, pero por alguna razón, yo me siento mucho más cómodo en las rápidas. Como siempre tendremos que prestar atención al tiempo porque parece que será frío y con lluvia en algunos momentos del fin de semana. Eso hace que el desafío sea un poco más complicado, pero al mismo tiempo, será igual para todo el mundo, así que tenemos que tirar al límite desde el primer entrenamiento libre.